miércoles, 28 de febrero de 2018

CON NOMBRE Y APELLIDO



Al otro día, él recordó el carácter emancipador de la risa y de cuestionar afanosamente la agenda de adicciones personales que forjó en años de transfusiones ideológicas y de tontos solemnes versallescos. Su mayor evidencia callejera es que la burguesía fiscal llegó para quedarse.   

NO TAN TORREJA



Existió un día, que ya no recuerdo, encima de una mesa redonda, un lápiz tinta gel negro, un libro de autobiografía rusa y un cargador haciendo su trabajo diligente. Ante todo, el fluir mismo de la vida habló pero no al Mineduc. 

DERECHO A LA FILOSOFÍA



Hay instantes que penetran nuestro ser. No obstante esto, el ciclo sin fin posee una expansión sin precedentes y tiene una relación de complicidad con la naturaleza. A fin de cuentas, ya se acabó un Café X. 

ERASE MAGNOLIA




Leen, deciden y comen con énfasis  Porque estos personajes de ilusiones persistentes y fantasmas estelares están confundidos. De súbito, evocan pasados escolares y sus calles virginales, sus sollozos con la síntesis del carácter abrumador e insondable de sus existencias personales. Sin farmacias, no hay borregos.

AL OTRO SEGUNDO



Cada vez que alguien camina para sentarse junto a su amigo personal, la vida misma persiste en su maravilla siniestra, porque hay algo que se acaba y se destruye. Ni siquiera apagando el dispositivo móvil habrá paz sobre el abismo pensante del libre albedrío, y cualquier hijo de vecino lo ejerce. 

¿ EL LUNES O DOMINGO?



Un uniforme cualquiera, sus olores ínfimos, esas miradas de pavor nauseabundo, otras miradas extranjeras que los vulneran, las escuchas precisas de llamadas de Whatapps, el aspecto corporal de una respuesta y la necesidad por compartir un Café Granizado usando el coche de guagua como fundamento pasajero.

REFLEJOS ANDANTES




A propósito del fenómeno de la vida, el cambio es un rebelde sempiterno, ciertos personajes seguían conversando sobre tarjetas de crédito y de débito, cuando ignoran la razón de ser del origen de sus terrores nocturnos. Solo saben que mañana seguirán siendo parte de un ritual olvidado. 

EVOLUCIÓN

Esos lentes polarizados de unos jóvenes bípedos adictos al Sushi de los días viernes y drogas flexibles. Además, cierta inclinación a comprar cafés de especialidad para eludir el problema de lo real. Sin ser dignos de sus fantasmas íntimos, sus barbas prometían gobernabilidad.

martes, 27 de febrero de 2018

¿ QUÉ DIRÍA LEWIS CAROLL?



Hubo un momento sorpresivo mientras leía para olvidar. En un sector del negocio cafetero, un perro jugaba en las áreas verdes del hall, sin razón alguna ni planificación estipulada, para lo cual la concentración quedó agrietada. Sin lugar a dudas, habitamos calles desconocidas. 

OTRA HABITACIÓN





Olvidé quién compró un Café Tinto Latte, sin embargo continuaba el fluir constante de los acontecimientos. Más de alguno, qué duda cabe, configuró un estado de cosas adecuado para reflexionar de espaldas. Luego, la inspiración visual en el dispositivo tecnológico ayudó a recordar su calle. 

SIN FIN




Un espectáculo silencioso de un vaso extra grande Juan Valdez, de esta manera el viaje irremediable hacia un nuevo pensamiento será estremecedor. Con ello, un juego verdadero de consecuencias humanas permitió toser de mejor manera. 

APROXIMACIÓN



De repente las personas observan imágenes o situaciones que temen decir, porque, sus interlocutores reaccionan de manera predecible y visceralmente torreja, según los consensos del Contrato Social, muy arraigado en la manera cómo están distribuidas las mesas del local de café. 

FALTAN ASIGNATURAS



Un rostro femenino aburrido por conversaciones de personas que se creen perfectas y que adoptan una postura moral desde el púlpito. De esta manera, continuaron los diálogos sobre problemas familiares pedestres con las miradas perdidas en el Whatapps. Sin olvidar que nadie hizo un mea culpa de estar siendo cómplice del régimen publicitario mediático. 

SILENCIÉ



Poder constatar que la vida es una encerrona es provocar la particular índole lingüística de la condición humana para referirse a Dios. Para mí, hace más Kuchen y más estremecedor navegar por el otro Café,  que acontece. 

ACONTECIÓ



Un gesto humano alrededor del Capuchino Italiano Doble. Es un interesante prólogo de pensamientos subterráneos. Que posteriormente derivan a unos segundos de conexiones límpidas entre parejas sin proyecto de vida en común y Lobos Esteparios conmovidos por la segunda impresión extraída desde otro Café Capuchino Vienés. 

RITUALES OLVIDADOS

Un dolor de cabeza puede ser mayor. No obstante la vida personal del afectado puede verse emancipada si logras concentración y voluntad para justificar un Mix de canciones. De esta manera, un atisbo de exultante emoción recorre su ser existente sin mayor genialidad que olvidar su dolor. 

domingo, 25 de febrero de 2018

PERDIDOS



No hay caso con las palabras y señales que constituyen el lenguaje humano, es que buscamos certeza y confort para explicar nuestro código moral, sin embargo es un mal chiste. Debido a esto, el factor “premium” de nuestros amigos nos proporciona una aparente tranquilidad y un esbozo de navegación por la conciencia humana. 

SEGUNDA IMPRESIÓN



Como cualquier hijo de vecino, no hay calle que no lo sepa, que la revolución tecnológica está permeando toda forma de vida humana. Hay que reconocer, a veces, que Spotify y Netflix ejercen tutelaje de varias lágrimas humanas. 

UN LOCAL



Continuamente jugaban el papá y su hijo a cualquier cosa que pudiera ser etiquetada como tal. De repente, los recuerdos dan migraña en el alma si estás observando a un familiar adicta a bolsas cancerígenas. Aunque molesten a algunos vecinos de la civilización, no lo chupen. 

PRIMER SUSPIRO



Más allá de ahorrar llantos, redescubrió la senda inacabada de hablar a la vida misma, pudo descifrar sutilmente que la encerrona  es la excusa para un gran pasatiempo. Nunca hizo alardes de sus incoherencias de hecho. 

CONEXIÓN



Hay rostros dignos de ser expresados inventando otros lenguajes, y nunca olvidó los panes junto al té, porque significa que tu amor ilógico a la vida trasciende todo premio estructurado para hinchar el “yo de Google”. Sin más rodeos comprobó que una lágrima conversó con su otro iris. 

REDENCIÓN



No había nadie en ese lugar. Insisto en esto, porque cuando terminó de escribir en sus servilletas, el sonido redentor del teléfono sirvió para que riera de los patéticos comentarios de bípedos adscritos a la especie humana. Pero nunca se avergonzó de que el pan duro y el té fuera un compañero leal y con mucho humor. 

sábado, 24 de febrero de 2018

SIN LIBRETO



Era el atardecer de un día laboral, pero no importó para que él diera rienda suelta a sus delirantes formas de sobrevivencia dentro del Contrato Social, entonces empezó a escribir en una servilleta sobre las calles de su pasado y logró que una lágrima conversara con su iris. 

PIRUETAS



La aventura extraordinaria del café es la expresión de irrealidad de acuerdo a las conversaciones repentinas de personas, que no creen nada y lo disfrutan, con el firme propósito de no darse cuenta que estamos en la cárcel del lenguaje. Por lo tanto, compran Cafés Cortados a unos cuantos desconocidos. 

¿ PAPÁS SOLTEROS?




Ante todo, no hay que descartar que el fenómeno de la vida se manifiesta de maneras muy misteriosas, y las calles construidas por sus incumbentes pueden ser necesarias para reconsiderar permanentemente nuestras convicciones personales, que impone luchas ideológicas sin saber si habrá oportunidad para el bono. 

NO ES NECESARIO




Una vida difícilmente hablada a través del lenguaje humano. Por lo demás, cada instante mundano con un café permite arder en preguntas que fundamentan un silencio que mata la frivolidad acuciante de nadar diciendo los precios de los regalos. Porque el habla de sus protagonistas es calle en expansión.

CARRETERA AUSTRAL



De cuando en cuando alguien cagó para evocar nuevas complicidades cotidianas, desde la propia singularidad cautivante de un joven que agóniza, hasta el epílogo didáctico de una limpieza imperfecta, hubo oportunidad para mirarse al espejo de Cabo de Hornos.

UN DOLOR CONTINGENTE



El espectáculo visual de una mirada humana a otra que busca complicidad estética para volver a creer. Solo que persiste una desconfianza latente cuando espera en la fila del local del nuevo café. No hay que olvidar que ellos ya no son pequeños científicos, sus hijos lo lamentan mucho.

jueves, 22 de febrero de 2018

REFLEJOS VIAJEROS






La calle es un espacio público de historias alucinantes y de compromisos repentinos con la civilización. Sin olvidar la mística capitalista de los negocios de barrio y no tanto, como espectáculo en desarrollo, y no se arrepentirán porque él vive observando esos pasajes que temen decirse la verdad.  


¿ LA FLORIDA O PROVIDENCIA?





Si bien no solo venden productos envasados, también existen variadas complicidades entre el dueño del local y sus trabajadores a cargo, puesto que afloran esos ofrecimientos obsequiosos en forma de apio-palta, algunos pasteles importados, jugos no tan naturales, unos sándwich bien cuidados y una esperanza que aún sobrevive.

INDIGNIDAD ANTE LA CALLE





Distintos personajes de diversas edades juegan a desempeñar un rol ante sus hijos, ya que, creen cómo educarlos, aún cuando excluyen que el cambio es lo único permanente, para posteriormente evadirlos mediante la compra excesiva de bienes y servicios de corta duración.

NI UP NI DICTADURA MILITAR





Creer, en el persa contiguo al Mall y a la sandwichería de barrio, es validar los caminos sinuosos de la subjetividad humana a través de tantos hechos que ocurren para quedarse en la memoria. Además, las propuestas de desayuno u onces contundentes son divertimentos familiares porque permiten apreciar otro tipo de creencia muy difundida.

¿ DÓNDE ESTÁS GUASÓN 2008?





Cuando logramos caminar y a la vez revelar la experiencia misma de cualquier hijo de vecino, a decir verdad, bastó una mesa y una silla, y el problema de la subjetividad es el enigma de los enigmas para el hombre moderno, si bien tantos cafés kuchen son indispensables para apreciar esta ambigüedad moral. En ocasiones, ayuda para percibir las complejidades acuciantes del mundo humano. No es necesario decirlo para que los demás personas escuchen.

SILUETAS HUMANAS

Sus lacayos recuerdos observaban atónitos el fenómeno de la vida humana, desde el segundo preciso de habla cotidiana, desde un café de ...