viernes, 11 de agosto de 2017

Miserias Patagónicas




La vida es una encerrona, y uno cree estar controlando los imprevistos cotidianos del diario vivir de los turistas de acuerdo a las verdades oficiales de la globalización totalitaria, pero los tiempos biológicos preceden a los tiempos históricos. Solo que el viento corre, en las orillas de un río adyacente al origen, excluyendo el juicio humano. 

No hay comentarios: