sábado, 5 de agosto de 2017

Miserias Patagónicas


 El horizonte de la reflexión lacustre, de unos turistas repentinos, tras el discurso de la aurora de ese día. La aurora de los idiotismos que configuran algo inefable a medida que envejecen. Todavía seguimos viviendo con la indulgencia corrosiva del presente efímero de una conversación.

No hay comentarios: