domingo, 23 de julio de 2017

Miserias Patagónicas


Ese gesto de misericordia se agradece, pues, no hay manera de verbalizarlo. Solo nos queda observar más allá de Pixar. Cuando estos acontecimientos humanos ocurren, es el llanto que permite la emancipación precisa de querer, también vale la pena recordar ese adiós estelar. Hay que dejar ir para amar sin cadenas.

No hay comentarios: