martes, 11 de julio de 2017

Miserias Patagónicas





 Un niño y su paisaje lacustre, pero la vejez de las hojas de verano y su estimable peso cultural contra lo establecido, de todas maneras, hubo una confesión que derivó en entrevistas con pasteles artesanales. Ante todo, aprendí a mirar más allá de lo enseñado por el profesor del Lago.

No hay comentarios: