viernes, 7 de julio de 2017

Miserias Patagónicas





Las calles lacustres asumen su catastrófica por escuchar a los humanos mientras tanto acontecen los turistas conversando de manera insincera. Si bien hubo adultos que siguen siendo niños.

No hay comentarios: