lunes, 24 de julio de 2017

Miserias Patagónicas



Nuestras hojas de verano, esos objetos de clara vocación de servicio público, su rareza prevaleciente es estremecedora. A cada rato, a cada hora, muchas piruetas cósmicas tocan las regiones inexpugnables de la subjetividad humana. Y, ante esto, más de algún extranjero comprobó el ínfimo espectáculo de diálogos de zombis usando sus dispositivos móviles para silenciar sus propios silencios, pero sin comentar algo sobre la modernidad en un Hostal. 

No hay comentarios: