domingo, 23 de julio de 2017

Miserias Patagónicas




Evocando a la historia humana reducida a una conversación nocturna con un café nativo sin el apuro de ser privatizado. Como excusa razonable de ella, alguien envejeció de manera minimalista. Y un otoño que parece verano, que se encarna en él, pero siguen muriendo bípedos que vendieron al mundo.

No hay comentarios: