lunes, 17 de julio de 2017

Miserias Patagónicas



Hemos vuelto a usar los dispositivos móviles para distraer nuestro tormento interior, cuando la vida es una encerrona, incluso acudimos al invento del lenguaje para creer podemos manejarlo. No obstante, el Bing Bang generó preguntas razonables para que algún turista logre llorar en Puerto Natales. 

No hay comentarios: