domingo, 11 de junio de 2017

Miserias Patagónicas

Si bien uno es esclavo de lo que come e ingiere, la misantropía señalada permite tolerar la hipocresía tribal de distintos turistas adictos a sus verdades de virtualidad pélvica. 

No hay comentarios: