domingo, 18 de junio de 2017

Miserias Patagónicas


Mientras transcurren los instantes en cada personaje de una historia anónima, hemos construido el mundo de los neurotizados a medida que fluyen las horas cronológicas de miradas robotizadas por él. Si bien se vive, come, fornica, observa, respira, trabaja, palpita, sufre, elucubra, solloza, ríe, silencia y se envejece, hay un pasaje de un barrio que define claramente al fenómeno de la vida. 

No hay comentarios: