sábado, 3 de junio de 2017

Miserias Patagónicas


Unos espectáculos humanos sin nombres propios, luego aparecieron esos milagros inesperados que me permitieron pensar más allá del problema que aparecía tras el velo de ignorancia del Lago Caburga.

No hay comentarios: