jueves, 1 de junio de 2017

Miserias Patagónicas

Permanece la humedad relativa como ecos que jamás dejaran de susurrar en los cuerpos politizados de los turistas. Sus susurros que colindan con los límites del lenguaje humano. Que su acto presencial el lenguaje humano a diario en esos lugares sureños más allá de lo posible. Por lo menos, intenta no comprar sopaipillas con sabor a marisco. 

No hay comentarios: