domingo, 11 de junio de 2017

Miserias Patagónicas

Mucha calle para crear un horizonte generador de pensamiento planetario, sin decir mucho porque es elocuente, desde la erección de una respuesta de diagnóstico incipiente, hasta la belleza inefable de deducir perplejidades entre Llanquihue y Puerto Varas. Nadie lo supera. Incluso, un distraído ciudadano profesa un ateísmo furibundo pero honorable. 

No hay comentarios: