sábado, 10 de junio de 2017

Miserias Patagónicas


También las hojas de otoño, de las calles contiguas al Lago, persisten en ser destinatarios de una forma singular de experiencia viviente, para purificar otras calles ciudadanas corrompidas por las creencias arraigadas de los propietarios de ferias artesanales. Más de algún turista asume la docta ignorancia de observar, el intimidante espectáculo de unas hormigas resfriadas.

No hay comentarios: