viernes, 30 de junio de 2017

Miserias Patagónicas





Tampoco olvidan los memorables acuerdos de ellos y nosotros, desde el carácter otoñal-invernal de la ciudad que participa del fenómeno del mundo, es decir, un aspecto fundacional de cualquier calle que se conecta con una mirada humana. Un espectáculo sospechoso para el libre albedrío de todos los idiotas con énfasis. De esta forma, muchos cafés artesanales hubo que financiar.

Miserias Patagónicas




Ese personaje histórico de glamorosas semánticas callejeras se las ingenia para poder alardear ante sus demonios internos. Puede convertirse en un arte de la disolución racional o en una patética canción de reggaetón en las tierras vírgenes de la Región de los Ríos sin obras de vialidad.  

Miserias Patagónicas




Escribir una breve digresión sobre los caminos misteriosos de la vida humana, en cualquier baño lacustre, porque para los turistas observar un baño propio es poco estético, es inequívocamente seductor, si buscas juegos de lenguaje más allá de una selfie en una de las orillas lacustres del Lago de origen volcánico. 

Miserias Patagónicas




El fenómeno de la vida humana es la majestuosa manifestación de fuerzas inescrutables pero intuitivamente poderosas, o sea, darle fragancia a los abismos rocallosos del cuerpo humano es conmovedor. Porque demasiada palta es temerario para cualquier baño del siglo XXI. 

Miserias Patagónicas




Ante todo, uno que otro escombro cósmico ha permitido usar el Lago Caburga para conspirar contra el adversario ideológico.