sábado, 27 de mayo de 2017

Miserias Patagónicas

Si bien no le parece exultante que vivir es sufrir, su permanente observación induce a drogarse sin temor alguno, porque decirlo sin causa aparente es drástico ya que impone algo embriagador, pues enfoca las prioridades de modo didáctico y genuinamente callejero.     

No hay comentarios: