miércoles, 3 de mayo de 2017

Miserias Patagónicas

Este accede a mostrarnos parte de un ritual que mancilla las burdas sutilezas sociales de la civilización europeo-occidental, por una parte, el optimismo moderno e hipócrita de las conexiones humanas. Por otro lado, él solo piensa en el uso riguroso e metódico de argumentos, teorías plausibles al respecto, una lógica implacable y su intuición para construir delirantes locuras sobre cómo solucionar el acertijo del enfermo aunque signifique actuar como un niño narcisista absorto en sus geniales divagaciones médicas. 

No hay comentarios: