martes, 16 de mayo de 2017

Miserias Patagónicas


Una ilusoria pulcritud de alguien que actúa como humano, que causa estragos en la lógica implacable del Lago Llanquihue, cuya relevancia metafísica es penetrar las intrincadas formas particulares de experiencia humana, consideraba que la vida es una encerrona.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...