Enamorado de la vida

Enamorado de la vida
Acontece

miércoles, 31 de mayo de 2017

Miserias Patagónicas

Mueren a medida que los turistas asumen el riesgo de decir lo que sus estados mentales insinúan, luego la vida misma evoluciona hacia otros conflictos pedestres. Solo el acontecimiento fundador del café propone los caminos inescrutables de  la naturaleza por medio de un diálogo oracular. Donde escombros van y vienen, giran en un mismo espacio público de socialización callejera, en la calle emergen interrogantes que nunca serán descubiertas. 

Miserias Patagónicas


          También señalar que los diagnósticos en el Lago, junto a la caída de las hojas de otoño, disemina algo conmovedor difícil de explicar porque trasciende el acto civilizatorio de una mirada proveniente del sistema escolar de masas. Por lo que habrá que observar las estrellas que ya mueren.

Miserias Patagónicas

En ocasiones, consternado y asombrado consume altas dosis de café lacustre como expresión terapéutica de algo de nunca acabar, aunque una serie de hechos veraniegos permiten imponer una nueva forma de caminar. Con ello, juega como si fuera alguien dispuesto a buscar el sentido último de su existencia mediante un recuerdo sin nombre propio. 

Miserias Patagónicas

La actitud infantil de no adecuarse a las singulares de experiencia humana lacustre, siempre él está jugando temerariamente y a la vez manipulando las relaciones de poder que percibe entre los pacientes, dueños de ferias artesanales  y sus propios recuerdos  de elocuente subjetividad. 

Miserias Patagónicas

Se divulgan acontecimientos humanos difíciles de expresar en palabras propias. Las palabras seducen al turista adicto a sándwich artesanal con la única ambición de resolver el conflicto en cuestión, manejar a sus demonios internos a medida que calle seguía existiendo.