martes, 11 de abril de 2017

Miserias Patagónicas


Esperar el sonido desgarrador de un árbol frondoso inclinado y determinado por las eras geológicas del Planeta Tierra es olvidar los pedestres conflictos humanos de ciudad. Que inequívocamente elaboran hipótesis explicativas sobre el recto entendimiento de una relación lacustre monogámica y con el fundamento de la consciencia moral. De todas maneras, silenciarse es mejor en un negocio de frutos secos.

No hay comentarios: