martes, 25 de abril de 2017

Miserias Patagónicas


Íbamos caminando hacia una calle que jamás ha sido. Lo cual es un intento por cambiar nuestro presente. Sin embargo, había que negociar con la presencia viviente del Lago. Con sus sucesos veraniegos de nunca acabar, las servilletas de una mesa ovalada, acontece.

No hay comentarios: