martes, 25 de abril de 2017

Miserias Patagónicas


Y algo llego a su fin, no hay caso que pueda dirimirlo un café campesino, por lo que habrá que resolverlo en un round más. Se consolidó en la intangibilidad del momento, un segundo que se extinguió en la infinitud de su fragilidad, hizo confrontar a otros turistas de cuestionable caminar fecundo. De repente, una respiración repetida.

No hay comentarios: