jueves, 13 de abril de 2017

Miserias Patagónicas


Los supuestos lacustres de la condición humana, cuando cualquier día del Lago Llanquihue, sus respuestas son una tensa calma en villas recién inauguradas por el capitalismo no muy kuchen, a través de sus miedos latentes para amenizar esos demonios internos diseminados para justificar violencias simbólicas de los móviles de los turistas.

No hay comentarios: