martes, 25 de abril de 2017

Miserias Patagónicas


El universo observa con glamour silencioso, deja que los demás hagan el trabajo sucio, es decir, opta  por el suave resplandor de galaxias enmudecidas por estar bajo el principio de inocencia, con su didáctica cotidiana sin darnos cuenta, para aportar con sus orígenes inconfesados y temerariamente observa a la vida humana como una mutación aleatoria que asombra por su habito de adaptabilidad repentina. Después, la música toca los calambres del alma del turista adicto al café campesino.

No hay comentarios: