martes, 25 de abril de 2017

Miserias Patagónicas

Aparecía y a la vez desaparecía el sabor a café, cuyas palabras no sirven como disposiciones retóricas para entender la significación lacustre de una hoja de otoño, en la primera calle.

No hay comentarios: