martes, 25 de abril de 2017

Miserias Patagónicas


Se nos escapan de las manos aquellas circunstancias que aleccionan a la vida, incapacitados para verbalizarlo a cabalidad, porque la dualidad visceralidad y espiritualidad nos corrompe, ensalza, seduce y conmueve a través de cada mirada por el Lago Llanquihue. Su lugar en la historia de la voluntad de vivir.

No hay comentarios: