sábado, 29 de abril de 2017

Miserias Patagónicas

los quejidos satisfactorios de jóvenes adolescentes  al darse cuenta que la vida es una encerrona, esas contradicciones vitales a medida que se conecta con algún dueño de una chocolatería en medio de Frutillar, ciertos idiotismos humanos que fundan en las calles de la marginalidad un país en encrucijada identitaria, 

No hay comentarios: