viernes, 10 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


Derrochamos realidad en calles sin nombre, al mismo tiempo, las casas y edificios de éstas son funcionales a una historia de la redención de la modernidad, ignorándose su respuesta a los escombros provenientes de la avenida central. No hay sala de clases que pueda manifestarlo.

No hay comentarios: