miércoles, 15 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas

Volvamos a observar. No nos olvidemos del absurdo que sucede inequívocamente porque nosotros somos los culpables. Sin embargo, el encanto de captar las segundas impresiones como el espectáculo demencial, necesario, maravilloso y sublime para redimir al café del silencio eterno. 

No hay comentarios: