miércoles, 22 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas



 No hay moral establecida que pueda detener la vorágine de un organismo que cumple su palabra inicial, después tendrá que asumir las consecuencias de la calle. La palabra inicial puede aparecer inequívocamente en algún pasaje sin salida, recién pintado, que construye diversas expresiones humanas. No hubo oportunidad de pagar con tarjeta de débito.

No hay comentarios: