miércoles, 29 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas

Una impunidad cotidiana que surge irremediablemente, tanto en la libertaria expresión de los vaticinios humanos, como el querer humano encadenado a la voluntad de vivir, y se sigue jugando inexorablemente el juego inescrutable de fenómenos callejeros. Después de aparecerse cierto turista, éste logró pagar la deuda contraída con el silencio. 

No hay comentarios: