jueves, 2 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


Vayamos a lo nuestro. Seguiremos observando para arder en preguntas. No obstante, descubrirlo es bajar el umbral de aburrimiento. Con ello, los hablantes ciudadanos son esclavos del querer y de la singularidad individual de la existencia, aunque son dóciles a los paisajes de color esmeralda. 

No hay comentarios: