jueves, 16 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas

Había que alejarse del pasado, aunque jamás nos olvida, y su sonido de desasosiego militante. De cierta manera, las hojas de verano  escribían huellas de nacimiento, en los barrios de la avenida principal,  porque cabía la posibilidad de sentirse seguro para el vicio y el pecado. Si ocurrió esto, hay posibilidades de llorar durante algunos minutos. Después, observo que un ciudadano ingirió una agua mineral con gas. 

No hay comentarios: