miércoles, 1 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


Cuando uno es esclavo del azar, muy cuestionable ser dueño de Netflix, queda la opción de encadenarse al amor ecuménico de un ser trascendente o ahondar en la observación del Lago durante una noche.

No hay comentarios: