viernes, 10 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


De un momento a otro, la propuesta de intentar controlar a la vida no es posible, ya que, la libertad propiamente humana está acotada por diversas fuentes hegemónicas de sentido, que actualmente penetran la subjetividad singular de cada turista. Por lo tanto, la angustia de ser nada tras la muerte es estremecedor para algunos bípedos pluricelulares.

No hay comentarios: