jueves, 16 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas

Los surrealismos callejeros que acontecen a su vez seducciones femeninas que asombran al consumidor de agua mineral, es debido a lo que rodea al Lago Llanquihue, porque hubo historias sin relatos predeterminados. Ya habrá una calle para que exista una confesión que fluya sin mayor límite que una realidad incipiente. Ojala, descúbranlo. 

No hay comentarios: