jueves, 2 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


Las verdades cotidianas de los protagonistas están llenas de impresiones humanas entroncadas a sus propias agendas personales, cuyo anónimo mes acompañó por imposición a la naturaleza, en la que continúa la Tierra esclava de otros fenómenos que la precedieron. Ahora bien, las hojas de verano del Lago son excusas bien fundamentadas para asombrarse ante la vida.  

No hay comentarios:

AMANDO SIN MONITOS

Algunos seres humanos buscándose a través de sus propias confesiones, con el pavor menesteroso de un sonido reden...