lunes, 20 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas

 El comentario repentino de un ciudadano de a pie, la esperanza burda del dueño del negocio de Frutos Secos, la borrachera azarosa de viejas absortas en sus carteras de cuero, la altivez momentánea del vendedor de pasteles artesanales, la venta constante de dulces orgánicos alrededor de un Hostal ecológico, los niños gritan con énfasis y la respuesta letal del Lago es adoctrinar a su manera.

No hay comentarios: