viernes, 10 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


Todas las mañanas del Hotel aparecen como sinfonías humanas inconclusas a las calles repletas de heroísmos anónimos provistos de preguntas sensatas. Sus propias mañanas dispuestas a mostrarse por entero, si las circunstancias fluían de acuerdo a su propia ley. No era legalista ni ancestral, solo producía hechos. Luego, una botella de agua mineral apareció en su mundo.

No hay comentarios: