sábado, 4 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


De cuando acá necesitamos hábitos estandarizados para entender a otro turista que exhala una tercera bocanada. No faltan los insensatos, ahora que lo evoco, que creen conocer las luces y sombras del Lago Caburga por medio de una escolaridad ralentizada por los expertos de pie de página y los burgueses fiscales menores de 40 años.

No hay comentarios: