jueves, 2 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas

Nadie decidió desistir de seguir razonado en esa calle, nuestras fuerzas orgánicas siguen configurando nuevas calles, junto a un suave amanecer para aquellos que observan más allá del Hotel. Por lo que la existencia gourmet de un almuerzo lacustre legitimó la nubosidad parcial. 

No hay comentarios: