viernes, 10 de marzo de 2017

Miserias Patagónicas


Esa mirada humana que cambia constantemente dependiendo de la subjetividad del turista. Respecto a esto, solo sabemos que estamos atados a las corrientes geológicas del destino. Su elocuente silencio es conservador para efectos de herencia educativa.  Por ello, busca nuevos sabores y olores que compartan las confesiones de las calles. 

No hay comentarios:

PRIMEROS MESES

Somos hijos de las circunstancias históricas, cuya máxima plenitud de ser es considerar que la historia es algo muy...