martes, 31 de enero de 2017

Simples Recuerdos


--> El protagonista asumió la responsabilidad de condenarse a la libertad sin nombres propios, desde ya lo juzgó como algo indispensable que rompía con la estupidez de naturalizarlo todo para institucionalizar calamidades, pues consideró que valía la pena penetrar la indeterminación de una palabra naciente. 

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...