viernes, 24 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Algunos comentarios de los pasajeros naturalizaron el vínculo naturaleza con subjetividad humana y, al mismo tiempo, irrumpen las nubes del cielo sin piedad, porque fue un rítmico suceso de purificación espiritual. Pues bien, el bus ayudó a mantener paz en la tormenta de elecciones gourmet.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...