viernes, 17 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Estamos todavía viviendo absortos en sorprendentes lugares públicos, que generan espacios sagrados de servilletas corrompidas por el frescor de basuras previstas. De repente, maldecimos la repetición de diálogos predecibles con tal de vigorizar nuestra estupidez ecuménica.

No hay comentarios: