domingo, 19 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Los surrealismos callejeros anidan en cualquier hogar, que alimentan con material disponible a cualquier PYME dispuesto a buscarse un pasatiempo cuya duración sea 3 décadas, a través del sacrificio y la autonomía de sus elecciones aflora el temple y tesón para engullir posteriormente un Kuchen de Frambuesa, incluso logran adecuarse al capitalismo popular, de la oferta y la demanda, de acuerdo a las peculiaridades geográficas del lugar del origen. 

No hay comentarios: