viernes, 17 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Él caminó de manera informal. Sus ecos viajeros sin retorno siguen en la senda de la especie humana, ya que los turistas estremecen al Lago Llanquihue por medio de meros comentarios pedestres. Después nadie apostó a un tercer café con pasteles de mazapán. 

No hay comentarios: