lunes, 6 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Compartí momentos atávicos con el lacustre evento cósmico del Lago Llanquihue, sobre todo, logré cómo las cadenas del querer son formas artísticas de prision existencial: el silencio acontece.

No hay comentarios: