sábado, 11 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

 Ahora bien, esos animales imponen su ley en los alrededores de la carretera sureña, entre Puerto Varas y Peulla, porque comen bastante pasto y observan juzgando en silencio. De otro modo, ellos no pueden faltar la imagen repentina de sus opresores dotados de tarjetas de débitos y de sueños dogmáticos.

No hay comentarios: